Estudio de un caso real

El Exploratorium se distingue por sus impresionantes experiencias formativas retransmitidas en directo

Gracias a Brightcove, millones de usuarios pueden acceder a nuestros vídeos de forma simultánea y a través de múltiples puntos de acceso: nuestro sitio web, nuestra aplicación para móviles y sitios web de terceros en los que se comparten las retransmisiones.
Rob RothfarbOnline Project Director at the Exploratorium

1,69 millones de espectadores ven el eclipse solar total

The New York Times describió en una ocasión el Exploratorium como uno de los museos de ciencia más importantes de mediados del siglo XX, y uno de los motivos de tal distinción es que el Exploratorium hace lo contrario que la mayoría de los museos: invitar al visitante a interaccionar, a tocar el material expuesto en lugar de prohibirlo. Ubicado en el Embarcadero de San Francisco, el Exploratorium es una institución educativa realmente única.

Sin duda alguna, la innovación es el eje vertebral de la visión educativa del centro. En 1994, el museo fue pionero en la utilización de internet. Su sitio web figura entre los 600 primeros que se crearon, y desde entonces su colección de medios digitales ha crecido sin pausa. De hecho, los medios digitales se han convertido en uno de los principales puntos de interés del Exploratorium, ya que, además de permitir a este museo radicado en San Francisco ofrecer experiencias formativas presenciales, permiten suministrar material educativo a usuarios de cualquier lugar del mundo a través de retransmisiones en directo y vídeos a la carta.  Su sitio web incluso contiene páginas dedicadas a los llamados “Science Snacks”, proyectos que permiten a personas de cualquier parte construir versiones a pequeña escala de objetos expuestos con materiales que cuestan menos de diez dólares. El museo dispone de su propio estudio de producción de webcast, en el que los visitantes pueden descubrir cómo se crean los contenidos en vídeo que aparecen en la web.

Como museo sin ánimo de lucro, el Exploratorium recibe financiación de organismos privados y federales, como la NASA. Gracias a esta última colaboración, el Exploratorium ha podido desarrollar una de sus principales iniciativas educativas hasta la fecha: la retransmisión en directo de eclipses solares y tránsitos planetarios, tanto en su sitio web como en su aplicación para móviles. En 2011, el museo inició su colaboración con Brightcove, implementando esta plataforma de vídeo para distribuir sus contenidos y ofrecer a los espectadores la visión ininterrumpida y sin precedentes del movimiento de los planetas.

El espíritu creativo del Exploratorium clave para apostar por el vídeo digital

El espíritu creativo del Exploratorium le llevó a iniciar su andadura digital a principios de la década de 1990.

“Nos gusta hacer las cosas nosotros mismos”, afirma Rob Rothfarb, director de proyectos en línea del Exploratorium. “Creamos nuestras propias exposiciones y medios digitales, así que preparar una infraestructura para elaborar y publicar vídeos en directo y a la carta era el siguiente paso lógico que dar”.

Al principio, el Exploratorium utilizaba servidores propios para retransmitir los vídeos, lo que obligó a Rothfarb a embarcarse con su equipo en un riguroso proceso de ensayo y error para determinar cuál era la mejor tecnología de retransmisión de vídeos en directo. Los primeros intentos vinieron acompañados de importantes desafíos, como la latencia, el abandono, el pixelado y los problemas de sonido. Sin embargo, con el advenimiento de las nuevas tecnologías, el equipo de publicación de vídeos digitales del Exploratorium se dio cuenta de que los servicios en la nube eran mucho más adecuados para gestionar la distribución de vídeos.

“No queríamos jugárnosla con acontecimientos tan importantes como la retransmisión en directo de eclipses”, afirma Rothfarb. “Sabíamos que nuestros recursos propios podían tener problemas de adaptabilidad a estos picos de demanda”.

Entre las soluciones preparadas por el Exploratorium había reproductores de vídeo externos con licencia de uso o integrados en sus servidores de retransmisión. Una vez reconocida la necesidad de mejorar la adaptabilidad de su infraestructura de publicación de vídeos, solo faltaba decidirse por un sistema en la nube con una red de distribución de contenidos.

La capacidad de retransmisión en directo de Brightcove, fundamental para las iniciativas de vídeo del Exploratorium

En 2011, el Exploratorium inició su colaboración con Brightcove, que pasaría a encargarse de la retransmisión de vídeos en directo y a la carta. Al ser preguntado por los factores que más influyeron a la hora de tomar esta decisión, Rothfarb mencionó la necesidad del museo de centrar sus esfuerzos en la creación de contenidos. Las soluciones de gestión de contenidos y reproducción de vídeos de Brightcove permitieron reducir los debates sobre tecnologías de retransmisión de vídeo y dedicar más tiempo a crear contenidos y experiencias únicas. El Exploratorium encontró en Brightcove a un socio que también valoraba la modernización y el desarrollo, además de proporcionarle las nuevas tecnologías que tanto necesitaba para sus iniciativas de retransmisión en directo.

“Fue una de las razones fundamentales por las que optamos por Brightcove”, dice Rothfarb. “No se trata solo de la distribución. También valoramos los aspectos prácticos de la publicación de contenidos web. Esto es muy importante para nosotros”.

Además del carácter innovador de Brightcove, Rothfarb menciona lo fácil que resulta trabajar con la plataforma y la integración con el sistema de gestión de contenidos Drupal, factores que han sido de gran ayuda a la hora de optimizar el proceso de publicación de vídeos del Exploratorium. Al integrar la plataforma de vídeo de Brightcove con el sistema de gestión de contenidos Drupal, los equipos de medios en línea e imágenes en movimiento del Exploratorium pasaron a gestionar los contenidos en vídeo, los reproductores y los metadatos de los programas desde una única interfaz.

“Pudimos conectar el sistema de gestión de contenidos Drupal con la plataforma de Brightcove”, sostiene Rothfarb. “El resultado queda patente en la forma en que se muestran los vídeos en el nuevo portal de vídeos de nuestro sitio web”.

El Exploratorium también puso en manos de Brightcove las cuestiones de seguridad digital y privacidad en línea, ya que no quería hacer un seguimiento externo de las reproducciones de vídeos de su sitio web ni de sus aplicaciones para móviles. Con Brightcove, el Exploratorium puede publicar y distribuir contenidos desde un reproductor nativo, sin tener que acudir a plataformas de distribución externas como YouTube. De este modo, los usuarios pueden ver los vídeos sin interrupción y olvidarse de estafas de suplantación de identidad y anuncios insoportables.

El eclipse solar aumenta el número de descargas y genera 1,69 millones de reproducciones

Con el fin de ampliar su audiencia, el Exploratorium lanzó su nueva aplicación para móviles, Total Solar Eclipse, a principios de 2016, justo a tiempo para que los usuarios de dispositivos móviles pudieran disfrutar de la retransmisión en directo y en exclusiva de un eclipse solar total desde Micronesia. Aunque el acontecimiento no tuvo gran repercusión en el hemisferio occidental, fueron muchas las personas que utilizaron la aplicación para conectarse desde Indonesia, India y otros tantos lugares de Asia Oriental. En una sola semana, “Total Solar Eclipse” alcanzó 65.000 descargas.

A continuación, el Exploratorium creó contenidos de vídeo a la carta a partir de la retransmisión en directo, y distribuyó el contenido en vídeo a través de su sitio web y plataformas de redes sociales. Las imágenes del eclipse solar alcanzaron la nada despreciable cifra de 1,6 millones de reproducciones y una cantidad similar de impresiones en redes sociales.

En 2017, el Exploratorium volvió a hacer las delicias del público con la retransmisión en directo del gran eclipse americano, un fenómeno astronómico extremadamente raro. De hecho, el anterior eclipse solar total visible desde los Estados Unidos continentales tuvo lugar en 1979. Antes del evento, la aplicación para móviles del Exploratorium registró más de 400.000 descargas, un 95 % de ellas solo en América del Norte. Según Rothfarb, durante el mes del eclipse se produjeron 228.000 descargas y 591.000 personas que vieron el eclipse a través de sus dispositivos móviles, con un total acumulado de 1,69 millones de reproducciones entre plataformas móviles y de escritorio.

Las impresionantes cifras de interacción ayudan al Exploratorium a continuar con su labor educativa

Tras comenzar a usar el reproductor de Brightcove para distribuir contenidos en vídeo, el Exploratorium habilitó una nueva función de distribución para terceros. Los usuarios pueden incrustar fácilmente los contenidos en vídeo del Exploratorium en sus sitios web y blogs, lo que sirve para aumentar la popularidad de la marca y la interacción entre los espectadores. Además, la excepcional visibilidad para audiencias digitales que ofrece la plataforma de Brightcove facilita en gran medida la compartición pública del contenido del Exploratorium por parte de terceros.

La NASA, por ejemplo, comparte las retransmisiones en directo del Exploratorium directamente en su sitio web y NASA TV, su canal de servicios OTT. Des ahí toman los contenidos muchas agencias de noticias, como Reuters y AP, y hacen llegar a un extraordinario número de espectadores.

Otro ejemplo: en 2012, el Exploratorium retransmitió en directo el tránsito de Venus, un eclipse planetario poco frecuente, y distribuyó el vídeo en su sitio web a través del reproductor de Brightcove. Wired y Space.com incrustaron el reproductor en sus sitios web, lo que permitió que decenas de miles de espectadores siguieran la retransmisión en directo.

En última instancia, el objetivo del Exploratorium es llevar historias y experiencias visuales en directo a una audiencia lo más variada posible. Por este motivo, Rothfarb da tanta importancia a los datos de interacción de los vídeos, que sirven para corroborar la eficacia de las iniciativas de vídeo del museo y aumentar así el apoyo de los benefactores y patrocinadores. Con el vídeo como parte fundamental de su experiencia en línea, el Exploratorium goza de una posición ideal para seguir recibiendo patrocinios y ofreciendo oportunidades de formación inmersiva para todos.