Estudio de un caso real

El vídeo amplía el alcance y el número de posibles donantes de la orquesta sinfónica de Detroit

El vídeo amplía el alcance y el número de posibles donantes de la orquesta sinfónica de Detroit
Gracias al vídeo, no solo hemos superado nuestras expectativas de ampliar nuestro público, sino que también hemos descubierto una nueva fuente de ingresos para la explotación comercial de nuestros archivos.
Eric WoodhamsDirector of Digital Initiatives, DSO

La orquesta sinfónica de Detroit (DSO, en inglés) lanzó su primera iniciativa de webcast en 2011, que consistió en permitir el acceso gratuito a sus retransmisiones en directo de los más de 20 conciertos de música clásica celebrados durante esa temporada. El vídeo en directo conectó a la DSO con espectadores de todo el mundo y permitió a la orquesta superar sus objetivos de audiencia, que llegó a alcanzar aproximadamente el millón de espectadores en cuatro años. La mitad de los espectadores se encuentran en la zona de Detroit. La otra mitad se dividió a partes iguales entre espectadores de todos los EE. UU. y del resto del mundo.

Presentación

La DSO es la cuarta orquesta más antigua de los Estados Unidos y ha alcanzado renombre internacional. Si bien su historia se distingue por los numerosos apoyos que ha dado a la comunidad, en 2010 la recesión económica de Detroit y ciertas dificultades institucionales obligaron a la orquesta a permanecer en silencio durante la mayor parte de la temporada. Para superar el bache, la DSO sabía que no podía seguir limitándose a su sala de conciertos y que debía abrirse al mundo para que más personas de todo el planeta pudieran disfrutar de sus sinfonías. La dirección de la DSO decidió utilizar el vídeo como vehículo para conseguir su objetivo de convertirse en “la orquesta más accesible del planeta”. Y funcionó. “La retransmisión a través de internet aumentó considerablemente la popularidad de la orquesta sinfónica de Detroit tras su mala racha”, señala Woodhams.

Al cabo de cuatro exitosas temporadas de retransmisiones en directo a través de internet, la DSO había acumulado un gran archivo de vídeos. Conscientes del valor de estos materiales, la DSO comenzó a estudiar nuevas formas de mejorar su oferta de vídeo a la carta para aumentar sus ingresos.

DSO Replay: calidad de audio inigualable

La DSO quería seguir ofreciendo sus retransmisiones en directo de forma gratuita y utilizar los archivos grabados para fomentar las donaciones al fondo anual de la orquesta. En colaboración con Brightcove, la DSO creó DSO Replay, su portal de vídeo personalizado en el que se pueden ver actuaciones anteriores a la carta.

Ofrecer la máxima calidad de sonido a sus socios en estas retransmisiones de vídeo fue un criterio esencial que la DSO impuso al diseño del portal. “Brightcove nos ayudó a mantener intacta la calidad del audio de los vídeos que subimos, cumpliendo así ese requisito clave”, prosigue Woodhams. “Es algo que solo la DSO ofrece. La calidad del sonido es innegociable. El reproductor de Brightcove se ajusta perfectamente a nuestras necesidades de velocidad y calidad de vídeo. Podemos subir vídeos en calidad de alta definición con una resolución de 1080 p y audio a 320 kbps”. A medida que Brightcove va perfeccionando la tecnología de su reproductor, los técnicos de DSO pueden ir subiendo los vídeos más rápidamente y con mayor resolución, lo que finalmente redunda en una experiencia de mayor calidad y más satisfactoria para el espectador.

Para conseguir nuevos donantes, la DSO integró una llamada a la acción en sus páginas de DSO Replay. En la página dedicada a DSO Replay del sitio web de la DSO, los visitantes pueden ver gratuitamente dos minutos de vídeo. A cambio de una donación de 50 dólares al fondo anual de la orquesta, los usuarios pueden acceder de forma ilimitada a la videoteca completa, que contiene actualmente más de 125 obras. “Nuestros benefactores pueden disfrutar de nuestras actuaciones en cualquier momento, desde cualquier lugar y en una gran variedad de dispositivos”, explica Woodhams.

Desde el lanzamiento de DSO Replay a finales de 2015, todos los donantes al fondo anual disponen de pleno acceso a la videoteca. En cuestión de meses, la base de donantes de la DSO ha crecido en varios cientos de nuevos donantes gracias a DSO Replay. Para muchos fue su primera donación a la DSO.

“El resultado ha superado nuestras expectativas. Replay despierta en muchas personas un sentimiento filantrópico hacia la DSO”, explica Woodhams. “Con Brightcove incluso podemos personalizar nuestra llamada a la acción para cada tipo de usuario. Cuando se trata de un nuevo visitante, le animamos a donar. Los visitantes que ya donaron y que disponen de pleno acceso al archivo de DSO Replay reciben diversas ventajas, como anuncios de próximos conciertos, venta de entradas y abonos de temporada”.

“Nos decidimos por Brightcove en gran medida por la funcionalidad de su producto Gallery”, prosigue Woodhams. “Resultó muy fácil ponerlo en marcha rápidamente y personalizar la plataforma según nuestras necesidades. Nos permite incorporar listas de reproducción anidadas para que los donantes puedan buscar programas de diversas maneras: por orden alfabético, por compositor, por fecha del concierto o por colecciones preconfiguradas”.

Oportunidades ilimitadas para ampliar la audiencia

Los webcasts en directo desde la sala de conciertos y DSO Replay son ahora elementos imprescindibles en la estrategia de difusión de contenidos sinfónicos de la DSO. El siguiente paso de la orquesta será permitir el acceso a su portal a estudiantes y profesores de todo el mundo. “Muchos de nuestros propios músicos utilizan la videoteca como herramienta de enseñanza para preparar a sus alumnos para las audiciones”.

Su extensa biblioteca de contenidos y sus nuevas posibilidades para atraer donantes están ayudando a la DSO a convertirse en “la orquesta más accesible del planeta”. “Nos satisface profundamente poder ofrecer a la carta nuestra hermosa música a públicos de todo el mundo gracias a DSO Replay”, concluye Woodhams.