Estudio de un caso real

Gracias a Brightcove, el inventario de anuncios de Condé Nast Japan aumentó en un 200 %

Gracias a Brightcove, el inventario de anuncios de Condé Nast Japan aumentó en un 200 %
Contamos con más de 70 series de vídeos, y nos gustaría poner todos estos episodios a disposición de la audiencia. El motor de recomendaciones permitirá a los espectadores descubrir todos estos contenidos.
Kiyo FujishiroDirector, Condé Nast Video / Japan

Los índices de reproducción de vídeos suben al 60 % gracias a Video Cloud de Brightcove

Condé Nast Japan entró en escena en 1999 con su título de lanzamiento Vogue Japan. Dieciocho años después, este gigante de las comunicaciones posee cinco de las principales marcas multimedia del país, entre las que se encuentran Vogue Japan, GQ Japan, WIRED Japan, Vogue Girl y Vogue Wedding.

Condé Nast Japan, perteneciente a la cartera internacional de Condé Nast, ha sentado las bases del contenido influyente y visualmente impactante, tanto en los medios impresos como en los digitales. Más recientemente, la empresa amplió sus actividad empresarial con la inclusión del vídeo. Aunque se trata de la división más pequeña de las tres que componen la empresa, cuenta con una audiencia importante y fiel, que en buena medida debe al liderazgo de su director, Kiyo Fujishiro.

En 2015, Fujishiro se incorporó a Condé Nast Japan para ayudar a crear desde cero el grupo de desarrollo del negocio de vídeo. Comenzaron por identificar tres puntos de acción esenciales para su crecimiento y éxito general. El primero y más crucial consistía en aumentar las cantidades de contenidos de vídeo adaptables en todas las marcas de medios de comunicación de Condé Nast Japan. El segundo era utilizar estos contenidos para ampliar el alcance y consolidar un público fiel a la marca. Y el tercero consistía en crear una fuente de ingresos estable que sustentara esta nueva división de vídeo. Para cumplir con estos tres objetivos, Condé Nast Japan eligió la plataforma Video Cloud de Brightcove.

La división de vídeo solo necesitó dos meses desde la implementación de la plataforma para potenciar la producción hasta el punto de aumentar el inventario de anuncios de Condé Nast Japan en un 200 %. Igual de impresionante es el aumento del 40 al 60 % del índice total de reproducciones de vídeo de la empresa, lo que demuestra hasta qué punto generan más interés los nuevos contenidos.

Un examen de cerca de Vogue y GQ

Vogue y GQ son dos de las principales marcas de medios de comunicación de Condé Nast Japan, ya que cuentan en conjunto con decenas de millones de espectadores diarios, tanto en medios de comunicación impresos como digitales.

Como destino más popular de Japón para todo lo relacionado con la moda, los famosos, la belleza y el estilo de vida, Vogue es la marca de moda femenina más influyente del grupo. Su sitio web alcanza los 38 millones de páginas vistas mensuales, y atrae a 2,6 millones de visitantes únicos.

Por su parte, GQ es la marca de moda masculina dominante del país. Su sitio web genera cada mes 23 millones de visitas de 1,6 millones de visitantes únicos. En comparación con los lectores de Vogue, los de GQ disfrutan de una colección más amplia de contenidos, orientada a automovilismo, deportes, entretenimiento, estilo de vida y moda.

A pesar de la popularidad de estas marcas en el espacio digital, Condé Nast Japan constató que el vídeo tenía poca o ninguna presencia en sus sitios web. El equipo trazó una estrategia de vídeo para construir el nuevo negocio como una división rentable que generase ingresos para la empresa.

Condé Nast Japan crea un negocio de vídeo desde cero sin perder de vista la experiencia de usuario

Antes de empezar, Condé Nast Japan identificó tres objetivos necesarios para la ampliación de su negocio de vídeo de alto rendimiento: 1) aumentar el volumen de contenidos en vídeo de Vogue y de GQ; 2) conseguir que estos contenidos fueran relevantes y amenos para las audiencias con el fin de fidelizarlas a la marca y 3) combinar estos dos aspectos, contenidos en vídeo y audiencias leales, para demostrar a los posibles anunciantes influyentes el valor añadido del inventario de anuncios de Condé Nast Japan.

Una vez identificados estos requisitos clave, el equipo lanzó la fase inicial de producción de vídeos, consistente en añadir contenidos en vídeo a los sitios web de Vogue y de GQ. Fue entonces cuando percibieron la necesidad de tener una plataforma de vídeo especializada que fuese capaz de gestionar y de distribuir los contenidos en todos los medios digitales de las marcas. En un principio, el equipo eligió una plataforma de vídeo local, pero pronto se dio cuenta de que su reproductor no proporcionaba la experiencia visual esperada a las audiencias de Vogue y de GQ. Los vídeos tardaban en cargarse, lo que en absoluto contribuía a consolidar y fidelizar al espectador. Por ello, el equipo tuvo que buscar una nueva plataforma de vídeo que ofreciese cargas rápidas, herramientas potentes para gestionar contenidos con facilidad y una buena experiencia de usuario en general.

Fue entonces cuando descubrieron la plataforma Video Cloud de Brightcove, con su amplia funcionalidad y su extenso ecosistema de socios. Como Video Cloud admite diversas integraciones tecnológicas, como la integración con el motor de personalización de vídeo IRIS.TV, Condé Nast Japan supo que había encontrado la solución perfecta para aumentar el tráfico de vídeo en general y el nivel de interacción de sus audiencias. Además, esta plataforma brindaba a Condé Nast Japan la oportunidad de suministrar entornos visuales excepcionales a sus audiencias objetivo.

Una de las características fundamentales de esta plataforma es su capacidad de reproducir vídeos en cualquier tipo de dispositivo con una calidad óptima. Conviene resaltar que la mayor parte del tráfico generado por Condé Nast Japan procede de dispositivos móviles. El personal solo necesita subir el contenido a Video Cloud. A partir de ahí, la plataforma toma el relevo y convierte ese contenido de vídeo con diferentes variantes de representación optimizadas para la reproducción en todos los dispositivos posibles, sea cual sea su resolución y su velocidad de conexión. Explica Fujishiro:

“Pueden encontrarse contenidos en vídeo en cualquier lugar, no solo en sitios web. (...) Por ello, la posibilidad de retransmitirlos a todas las plataformas posibles es un elemento muy importante, y Brightcove cuenta con esa funcionalidad”.

Video Cloud de Brightcove permite seguir una estrategia más orientada al desarrollo del vídeo

Cuando descubrió la plataforma de gestión y distribución de vídeos de Brightcove, la división de desarrollo del negocio de vídeo se dio cuenta de que necesitaba una estrategia de vídeo más avanzada. Por supuesto, el objetivo prioritario seguía siendo aumentar el volumen general de contenidos en vídeo de Vogue y de GQ. Sin embargo, el equipo no quería centrarse en cada sitio web individualmente; esta vez quería aumentar el contenido de vídeo en todos los medios digitales de cada marca y disparar la visibilidad de la marca en todas las plataformas de distribución. De esta forma se alcanzaría el segundo objetivo del grupo: duplicar la interacción de la audiencia, atender a los espectadores leales a la marca y atraer a nuevos seguidores, todo al mismo tiempo. Dado que tanto Vogue como GQ contaban con audiencias muy activas en plataformas como Facebook y LINE app, Condé Nast Japan pudo concentrarse en este segmento fiel y distribuir vídeos en los canales de redes sociales de ambas marcas, lo que facilitaría a los seguidores la compartición de contenidos en vídeo y la interacción con ellos.

“Hoy por hoy, cada usuario de nuestro sitio web ve una media de dos a tres vídeos”, afirma Fujishiro. “Sin embargo, en las redes sociales esta media ronda en torno a cuatro o cinco”.

Al transferir las responsabilidades de gestión y distribución de contenidos a la plataforma de Brightcove, el equipo de vídeo de Condé Nast Japan dispone ahora de más tiempo para centrarse en cumplir estos objetivos y en crear una fuente de ingresos estable que sustente su nueva iniciativa en el negocio del vídeo.

El número de reproducciones de vídeos aumenta hasta el 60 % y el inventario de anuncios sube un 200 %

Desde que empezó a usar la plataforma de Brightcove, Condé Nast Japan no ha dejado de cosechar éxitos. De hecho, su personal dice que tanto Vogue como GQ han registrado un aumento en los índices de reproducción de vídeos, pasando conjuntamente del 40 al 60 %. Aprovechando el crecimiento de la audiencia de estas marcas y el aumento del nivel de interacción, la empresa ha decidido también dejar más espacio a los anuncios. El inventario de anuncios de Vogue y GQ ha aumentado en un 200 %. En 2018, Condé Nast Japan espera duplicar esa cifra.

Y lo que es más importante, la plataforma de Brightcove ha ayudado a Fujishiro y su equipo a aumentar la producción de contenidos de vídeo, puesto que ya no tienen que dedicar tiempo a la gestión del contenido ni a la distribución manual: “Ahora podemos centrarnos en la producción de contenidos nuevos. Actualmente creamos 30 episodios mensuales; el año pasado eran entre 10 y 20”.

Las recomendaciones de vídeos, la difusión en redes sociales y la visibilidad optimizada son factores de éxito

La integración de Brightcove con la plataforma IRIS.TV y el módulo Brightcove Social ha demostrado ser un pilar crucial en el desarrollo del nuevo negocio de vídeo de Condé Nast Japan. Sin duda, estas funciones, combinadas con la tecnología de transcodificación de vídeo de Brightcove, han disparado a la estratosfera la interacción de los espectadores con la empresa.

Con la inclusión del motor de recomendaciones IRIS.TV en el reproductor de Brightcove, los espectadores pueden ver aún más contenido de vídeo relacionado con Vogue o GQ, lo que aumenta la probabilidad de interacción de la audiencia. Asimismo, la integración de la plataforma permite a Condé Nast Japan promocionar el contenido de vídeo serializado de ambas marcas.

“Contamos con más de 70 series de vídeos", dice Fujishiro. “Y cada una de esas series consta de 10 a 20 episodios. Nos gustaría poner todos ellos a disposición del público. El motor de recomendaciones permitirá a los espectadores descubrir todos estos contenidos”.

La misma importancia tiene Brightcove Social, en especial su función de distribución multicanal. Suministrando contenidos de vídeo a las audiencias más fieles, es decir, a las de Vogue y de GQ, Condé Nast Japan puede aumentar exponencialmente el nivel de interacción y el alcance de sus marcas.

“La interacción es un aspecto cada vez más importante de nuestra estrategia”, concluye Fujishiro. “Esperamos que las audiencias visiten más páginas y vean más vídeos que el año pasado, así que no todo se limita a ampliar el alcance de difusión (...). Este año, nos centraremos sobre todo en conectar con nuestros consumidores”.